En 1910 fundamos La Valenciana en el centro de Barcelona. Desde entonces, y ya son cuatro generaciones, nos encargamos de mantener viva la esencia de lo artesanal para ofrecer a toda la ciudad la calidad de nuestros productos, cuidadosamente elaborados.

La aventura de Parami empezó a mediados de los años 50, siendo repartidores de horchata. ¡Fuimos los primeros! Teníamos muchos clientes pero mantener la frescura del producto era un reto difícil.

hist lav.jpg

Nuestro negocio dio un giro cuando un cliente nos pidió un kilo de almendras de las que vendíamos en el bar. Desde entonces, empezamos a vender almendras a restauración y hostelería.

Incorporamos también la venta de cacahuetes y de muchos frutos secos. Así hemos llegado hasta hoy, con más de 1000 productos de dietética, pastelería, especies y realización de caterings, con un 70% de productos de marca propia.

Anuncios