ArrozCurry.jpg

Ingredientes:

Los ingredientes con otro color los podréis encontrar en nuestra tienda online a un solo click. Por ejemplo, si queréis comprar jengibre rallado, haced click en “jengibre rallado” y os llevará a una nueva pestaña donde veréis el producto disponible.
  • Aceite (mejor uno neutro como el aceite de girasol para que el sabor del aceite no interfiera en el resultado final)
  • 20 grs. de pasta de ajo rallado y jengibre rallado
  • 4 cebollas de buen tamaño
  • 6 cucharones de puré de tomate o 400 grs. de tomate pelado y cortado en dados sin semillas
  • 2 clavos
  • Un chile sin abrir para que las semillas queden dentro
  • Unos cuantos espárragos
  • Dados grandes de patata cocida
  • Aproximadamente un litro de caldo de verduras
  • Arroz largo tipo basmati
  • Canela en rama
  • Una cucharadita de comino
  • Una cucharadita de semillas de cilantro
  • Media hoja de laurel
  • 1 cucharadita de curry 
  • 1 cucharadita de cúrcuma

Preparación:

Se realizarán dos operaciones en paralelo, cada una en una olla o recipiente independiente que acabarán fusionándose en un solo guiso. La idea es que en uno se prepare una base aromática potente en base a una especie de ‘sofrito’ con cebolla y especias  sin moler.  En la otra se cocerán las verduras y se utilizarán las especias ya molidas. El color final será amarillo, por el dominio cromático de la cúrcuma.

Para la base de salsa de curry:

  1. Juntar las pastas de ajo y de jengibre rallado y añadir un chorro de aceite. Cocinar sin que llegue a dorar.
  2. Añadir la cebolla picada y las especias (los dos clavos, la canela en rama, el chile sin abrir, una cucharadita de comino, otra de semillas de cilantro y media hoja de laurel).
  3.  Volver a dejar que se cocine con calma hasta ablandarse sin que llegue tampoco a coger color.
  4. Añadir el tomate picado y volver a cocinar hasta que el tomate pierda el sabor a ‘crudo’.
  5. Sacar la canela y el laurel y cualquier otra especia grande que pueda haber.
  6. Pasar el túrmix para emulsionar y homogeneizar el conjunto.
  7. Añadir de nuevo una cucharada de las especias en pasta que se han añadido anteriormente.
  8. Poner al fuego para espesar y pasar por el colador chino.

Para el otro recipiente:

  1. En un cazo, poner un chorro de aceite de girasol caliente, la pasta de ajo y jengibre y también añadir las especias hasta formar una pasta.
  2. Antes de que se queme, añadir el caldo de verduras.
  3. Cocer unos espárragos en esa mezcla (no mucho para que sigan crujientes).
  4. Añadir la patata cocida.

Unificación de los dos recipientes:

  1. Añadir las verduras cocinadas al curry y complementarlo con caldo vegetal hasta estar cremoso.
  2. Hervir el arroz con el cardamomo, la canela, los clavos y la media hoja de laurel.
  3. Servir en un plato el curry con el arroz.